Skip to content

Año nuevo, bienvenido 2009

1 enero 2009

Vaya año hemos pasado. Lo que parecían unos impagados de hipotecas de bajo nivel en un área minoritaria de Estados Unidos, se ha destapado como la crisis más profunda (aún parece que no se tiene clara su magnitud real) de los últimos 50 años a nivel mundial. Grandes empresas que parecían de una estabilidad a toda prueba cierran o están a punto de cerrar. Amplios sectores de la sociedad en situación de graves dificultades, con precios al alza y salarios contenidos. Un número insultante de expedientes de regulación de empleo y sin ningun tipo de plan industrial hacia el que reciclar o capacitar esos profesionales. Amplias zonas geográficas desindustrializadas y sosteniendo con políticas de apoyo local, sectores maltrechos. Con todo esto, o por esto mismo al otro lado del mundo Obama vence con un mensaje de esperanza en la gente, en hacer el cambio a través de la gente y para la gente.
Es humano observar como en estos tiempos de gran convulsión, las personas no buscamos brillantez o “parchear” con remedios rápidos, queremos poder confiar. Lo repito porqué és importante: poder confiar; saber que la persona con la que estamos tratando es de una pieza y consistente . Que nuestro banquero será honesto si nos aconseja unos valores, que nuestro cliente o proveedor de verdad es integro en lo que puede hacer por nosotros o lo que nos pide que hagamos por él, que nuestros representantes nos representan.
Vamos que es retornar a unos valores de sentido común, me atrevería a decir que universales, y que parece que en unos tiempos han estado como pasados de moda. Curioso, ¿no? cuanto más complejo es el sistema, más básicas las reglas del juego.
Creo de verdad que estamos en los albores de una nueva era, con algunas cosas ya definidas pero con la gran mayoria por definir. ¿Cómo avanzar ante tanta incertidumbre? Creo que revisar los propios valores, nuestras prioridades, la calidad de nuestras relaciones, los vinculos con lo material y no material, nuestro sistema de creencias y objetivos vitales se impone como una necesidad para aquellos que aspiramos a tener una vida con sentido. Sólo vamos a vivir esta vida, es importante clarificar que nos gustaría obtener de ella, y lo que es más importante, qué legado queremos dejar a los que nos seguirán.

Hoy es primero de año. No sé si tendréis los propósitos habituales: deporte, dejar de fumar, el inglés, los kilos de más en fin…pero hoy quiero invitaros a otro propósito.Considerad qué es lo importante y poneros a trabajar en ello YA!! tempus fugit!!

Como primer día del año esta es la reflexión que queria compartir con vosotr@s y daros las gracias una vez más por dejarnos acomparos. Un abrazo a tod@s.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: