Skip to content

Ausencia de dignidad: Carta en La Vanguardiade Hoy

18 febrero 2009

Te copio una carta del un lector de la vanyguardia y la respuesta que le da Antoni Puigverd. Estoy al 100% de acuerdo.

RAMON MIR PIPIÓ Barcelona 18/02/2009 Actualizada a las 15:10 El lector Opina
Un sicario ejecuta, a pleno sol y en pleno centro, al director gerente de una empresa de eventos. Leo una carta impecable, definitiva, de la lectora Anna Bosch, sobre el impuesto de sucesiones. La hija de un conseller cobraba 60.500 euros como adjunta a la Oficina de Comunicació de la Generalitat. Altos mandos de la Guardia Civil y de la Policía son investigados por tráfico de drogas. Francisco Correa, que no hace ni la declaración de renta, es encarcelado preventivamente por hechos cuyo origen está en la prescripción del delito de los cómplices. Etcétera. Son hechos actuales, aparentemente faltos de conexión, que a pesar de su disparidad y falta de conexión guardan, para mí, una estrecha relación, testimonio crudo de una realidad que, la mayoría contemplamos absortos, mientras intuimos que estas noticias son la punta del iceberg, y que quizás deberían interrogarnos sobre nuestro atolondramiento, mientras inermes contemplamos las nubes del horizonte, por hacer algo. ¿Vivimos, la mayoría, en una burbuja?
La respuesta del Sr. Puigverd

Hay más de un iceberg

ANTONI PUIGVERD Escritor y articulista 18/02/2009 Actualizada a las 09:49 El lector Opina
Los tremendos sucesos, la corrupción política o los abusos de poder que usted cita son, ciertamente, la punta del iceberg de una realidad social desquiciada, supuestamente libre, pero esclavizada a todo tipo de prejuicios; supuestamente racional, pero zarandeada por constantes oleadas de emoción. Una parte de nuestra sociedad ha perdido el norte: practica un egoísmo obsceno, es incapaz de jerarquizar valores y plantearse objetivos comunes. Pero usted y yo sabemos, Ramon, que nuestros hospitales funcionan gracias a la vocación de muchos médicos y enfermeros. Que son muchos los maestros sin horario, los oficinistas responsables, los policías que protegen vidas. Y muchos los políticos que, lejos de poner la mano en la caja, cumplen escrupulosamente su contrato social. No vive usted en una burbuja. Seguramente participa de otro iceberg. El de la sensatez, el compromiso, la lealtad, la generosidad. La punta de este iceberg es quizás menos vistosa, pero su presencia en nuestra sociedad sigue siendo, por fortuna, decisiva. (la negrita es mia)

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: