Skip to content

Hacer hacer, hacer crecer y mirar nuestra sombra

1 marzo 2010

El sábado cerramos el módulo de Liderazgo y coaching que hemos impartido en Fraga dentro del programa Gestión Avanzada de Empresas. Un grupo estupendo y que representa el tejido empresarial del Bajo Cinca. Tratamos algunos temas, y alguno en bastante detalle.

Hoy estoy con Héroes Cotidianos de Pilar Jericó y me conecto con la idea de hacer cómo en nuestra particular aventura del héroe (prometo volver a esta metáfora que tanto me atrae) mirar nuestra sombra, aquella parte de nosotros que no nos gusta, que nos llena de dudas y nos golpea con jueces internos intransigentes y limitadores.

Uno de los retos que existen para todos los directivos familiares o profesionales que se precien de serlo es el de hacer hacer y a la vez, motivado por el entorno de cambio, por la exigencia de nuestros profesionales cada vez más cualificados el reto de hacer crecer; generar espacios de desarrollo para que las personas puedan dar lo mejor de si mismas en estos entornos profesionales.

Es en este punto dónde la sombra aparece para interpelar y levantar dudas e incertidumbres.

En las empresas familiares de tamaño reducido se mezclan los roles y los apellidos, y esto como mínimo confunde.

¿Cómo generar certezas si somos los técnicos, los directivos y la familia todo a un tiempo? Por más que lo pretendamos ¿seremos capaces de mantener una objetividad en la decisión o el enfoque? ¿Seremos justos o nos arriesgaremos al agravio comparativo y a generar discriminación positiva? ¿El hecho de que sea habitual, significa que deba ser entendido como normal? De todo esto hablamos en Fraga y de como generar alternativas. Ahí os dejo algunas:

  • Ser totalmente honesto con lo que tememos y con como lo abordamos.
  • Participar de asociaciones o gremios dónde compartir estas inquietudes con iguales.
  • Contratar a expertos externos que nos den su apoyo y punto de vista externo.
  • Fijar criterios de gestión y atenerse a ellos.

No existe otra alternativa si queremos mejorar que confrontar los temores. Seguro que no es una tarea cómoda pero como nos recuerda Deminng, “no existe cambio exterior sin transformación interior.”

Seguimos

Toni

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: