Skip to content

Los siete retos del cambio personal. “Los 7 Dragones”.

10 mayo 2010

En cualquier proceso de cambio existen metafóricamente hablando los “dragones”, estos son retos o dificultades de tipo interior que debemos enfrentar para realizar avances significativos en nuestra vida. Del mismo modo que en los mapas antiguos se representaban seres mitológicos para indicar que esa zona no era conocida, cuando sentimos que nos alejamos de nuestra zona de comodidad personal para emprender nuevos retos, nos topamos con esos dragones. Les denominamos dragones porqué como ellos, nos producen miedo y desasosiego, aunque nuestra cabeza nos diga que son fantasia.  Veamos en detalle qué sucede realmente con esos dragones.

Los Dragones:

Para quién le intereses, esta adaptación eestá tomada del modelado de los procesos de cambio que han sido desarrolladon por la PNL.

1.Confusión: ¿qué quiero? la falta de claridad en los objetivos, sé lo que NO quiero y no  lo que quiero. No tener claro hacia dónde debemos caminar, nos provoca quedarnos atorados. Esta etapa es muy habitual, tanto en la adolescencia, cuando uno no tiene ideas claras de preferencia profesional, como en momentos de cambio brusco de la realidad profesional. Nos despiden y estamos aterrados y confundidos, sin saber hacia dónde movernos.

2.Contenido: ¿Qué pensamos sobre nuestros retos? ¿Con qué información construimos nuestras opiniones?.

No pocas veces hemos generado ideas, fábulas y mucha información sin ninguna base real, que nos separan de nuestros objetivos.

Nuestra capacidad de generar pensamientos que nos llenan los espacios de incertidumbre es muy elevada; cuando las informaciones inadecuadas están muy presentes en nuestros retos, provocan muchos obstáculos

– Inacción

– Temores infundados

– Previsiones Excesivas

– Estrés y vigilancia

Desilusión.

En coaching suele suceder que la persona tiene una serie de ideas preconcebidas que no le permiten, desde ese prisma, dar un paso coherente de responsabilidad personal.

3.Catástrofes: Todos tenemos en nuestra historia vital momentos muy duros, desilusiones fuertes y algo que nos tiene acomplejados; con todo esto creamos un mapa de como son las cosas y como funcionan y así sin pensar fijamos nuestro rango de expectativas, marcamos aquello que nos atrevemos o no a hacer, a lo que nos damos permiso.

El “dragón” de las catástrofes nos recuerda que en algún momento del pasado aprendimos algo que entonces nos ayudó pero ahora no resulta positivo, lo que ocurre es que lo tenemos tan bien aprendido que nos sabemos como neutralizarlo.

4.Comparación:

Otro obstáculo para una cambio o mejora que sucede en muchos procesos tiene que ver con la comparación. Por tradición siempre estamos comparándonos socialmente (este e un proceso de aprendizaje extraordinario), sobre todo con los que son mejores que nosotros en un área de desempeño.. De este modo se produce una realidad muy curiosa; tenemos un  modelo de referencia sobre qué significar hacer alguna cosa bien, para otra habilidad tenemos otra persona, para una tercera otra persona y al final tenemos un collage de modelos e identidades dónde nosotros siempre salimos perdiendo en la comparación.

Nuestras comparaciones ademas, suelen estar en la dimensión de nuestras capacidades, nuestros resultados y la propia competencia o incompetencia. Total que es muy fácil salir perdiendo en esta interacción con este dragón.

5.Conflicto

Cuando deseos i obligaciones están enfrentados. Quiero algo y también quiero su opuesto, si hago esto pierdo aquello, si lo hago mal y si no lo hago mal. Todas estas son expresiones de conflictos que al no resolverse de forma adecuada, o no resolverse simplemente, nos genera mucho sufrimiento y sensación de bloqueo.

Nuestra capacidad  racional no sabe manejarse bien con los los conflictos internos.

Las distintas polaridades que manifestamos, las ganancias secundarias, agendas ocultas necesitan una mirada más amplia para poder diluirse y permitirnos seguir adelante.

6.Contexto

Puesto que estamos en realidades interconectadas, cuando movemos una pieza, toda la realidad se mueve, igual que en una partida de ajedrez, un movimiento genera que toda la partida cambie. Cuando empezamos a cambiar, nos mostramos indecisos y queremos ir despacio, pero entonces nos cambia todo el escenario y nos volvemos haca atrás porqué nos asustamos.

Sostener la complejidad y el cambio de escenario resulta clave para llegar a construir el tipo de realidad que queremos.

7.Convicción

Este “dragon” es muy peligroso. La convicción sobre alcanzar el objetivo tiene tres patas, a saber:

  • Desesperanza: pienso que el objetivo no es alcanzable. Esto me lleva a la frustración.
  • Impotencia: pienso que el objetivo es alcanzable para otros pero no para mi.
  • Falta de Valor: siento que no soy digno de alcanzar el objetivo, siento que no lo merezco.

Puede ser que si has llegado hasta el final del post, alguno de los dragones lo sientas más cerca; también puede ser que ya los has conocido y los tengas “amaestrados”; en cualquier caso sí vale la pena considerar que estas incomodidades que enfrentamos han sido abordadas por muchas personas y existen formas de enfrentarlas con mucha suavidad y contundencia.  si crees que vale la pena avanzar en tu camino, aunque tengas dragones, adelante sólo yendo adelante y enfrentandote a ellos podrás vencerlos.

Un saludo.

Toni

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. Gloria permalink
    10 mayo 2010 17:05

    Hola Toni,

    Me parece muy interesante este “post” tanto por la reflexión como por la metáfora del dragón … y tal como dices, de una manera u otra y en mayor o menor medida, todos nos hemos tenido que ver las caras con alguna de las patas del dragón.

    Por cierto me ha hecho pensar en un libro… , “El caballero de la Armadura oxidada” también muy metafórico.

    Saludos,

    Gloria

    • 11 mayo 2010 10:34

      Gracias por tu comentario Gloria. La verdad es que estos dragones forman parte de cada uno de nosotr@s. Identificarlos y sobre todo saber que no son una realidad única, saber que existen formas de enfrentarlos y vencerlos es muy esperanzador.
      Toni

  2. silvia riba permalink
    12 mayo 2010 20:33

    Benvolgut Toni,

    És i será de gran ajuda la difusió que fas d’aquestes premisses per al gran públic, però sobretot penso en la gent que tant pateix quan se separa i es divorcia, la problemàtica dels fills..etc si em permets en faré un bon ús 🙂 .

    Personalment considero que no tothom está capacitat per vencer les seves pors o almenys – quan la vida els obliga i no per voluntat pròpia – ho fan, tarden uns 10 anys en progressar…

    Salutacions ,

    Sílvia

    • 13 mayo 2010 8:02

      Benvolguda Sílvia
      Gràcies pel comentari. Si em permets et diré que no estic d’acord amb la teva opinió de “no tothom está capacitat per vencer les seves pors”; el que he vist en experiència pròpia tant personalment com de les persones que en un moment acompanyem, és que tots i vull dir TOTS tenim el que és necessari per enfrontar i vencer les pors. El que si és veritat és que quan estem en plena “lluita amb el nostre drac”, no estem en les millors condicions per valorar-ho.
      Mantenir el centre personal en moments traumàtics (separacions, pèrdues, acomiadaments) és una tasca dificil, però no imposible.
      Les persones tenim tants recursos, tanta fortalesa, que no ho sabem fins que no som cridats a treure-ho, però és quan ho fem que descobrim la nostra grandesa.
      Gràcies de nou per la teva aportació. Seguim.

  3. vicenç solans permalink
    30 julio 2010 7:02

    Crec que amb molt d’encert situes com a primer drac la confusió.
    Si no sabem on anem difícilment hi arribarem. Una frase que reflexa això es de nou del llibre el caballero de la armadura oxidada i diu: ” y el caballero salió en todas las direcciones a la vez…
    Evidentment no va arribar enlloc.
    Un altre exemple molt interessant es la trilogia ” el senyor dels anells” , on en el camí que fa Frodo cap a la seva evolució ,van apareixen tots el dracs /dubtes/impediments un darrera l’altre.
    Una abraçada a tots

    • 4 agosto 2010 15:06

      Hola Vicens
      Gràcies pel comentari. Tens tota la raó en el que comentes. Malauradament tot i saber aquestes coses, sovint les oblidem i ens “entretenim” sent conscients que perdem el temps. Crec que l’agost, com a mes de descans oficial, és un bon moment per saber on tenim zones per millorar i prepar-nos una tardor per superar-nos una mica més. Una abraçada i bon i merescut descans.

      • vicenç permalink
        4 agosto 2010 23:09

        Desgraciadament estic descansant des de el mes de decembre.
        Una abraçada i endavant

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: