Skip to content

Estados de excelencia personal

22 septiembre 2010

Este post expongo cómo generar estados de excelencia que sean accesibles a nuestra voluntad para ayudarnos en nuestros desafíos.

No deja de ser desalentador que cuanto más necesitamos sentirnos preparados para enfrentar un reto, sea una entrevista de trabajo, defender un proyecto,  o lo que sea,  parece que nos hacemos trampas con vocecitas que nos dicen lindezas del tipo “no eres capaz”, “qué te has pensado tu”, “tu no vales “…

Todos tenemos esta vocecita con la que nos peleamos y contra la que jugamos para ir en dirección a lo que queremos alcanzar, pero existen formas de modificar esto. En pnl se desarrolló en su día un trabajo denominado círculo de excelencia (Grinder y  DeLoizer) y que sigue un principio fundamental de la disciplina: Cuerpo y mente son procesos sistémicos.

La idea básica es que si enfrentamos una situación de exigencia  des de un estado de limitación, ya que nuestra vocecita nos dice que no somos capaces, muy probablemente nuestro desempeño también será limitado. Estaremos enzarzados con nosotros mism@s y los resultados serán pobres. Si por otro lado enfrentamos una dificultad desde un estado de plenos recursos, será más fácil que nuestras capacidades estén disponibles y nuestros resultados sean mejores.

Para favorecer estados de plenitud de recursos os apunto un pequeño protocolo que espero que os sea de utilidad.

  1. Elegir un estado mental que te gustaría vivir más a menudo (por ejemplo Creatividad).
  2. Identificar un tiempo específico durante el que se quiere experimentar este estado. Esto tiene que ver con los distintos niveles lógicos
  3. Imaginar un círculo en el suelo delante de ti o elegir un color específico, un símbolo, a algún desencadenante visual o sonoro que asociaremos a este estado.
  4. Una vez listos, avanzar en el interior del círculo. Revivir la experiencia, asociándola completamente con el estado elegido. Mira más allá de tus ojos, escucha más allá de tus orejas, percibe tus sensaciones, ritmos de respiración, etc.
  5. Haz un inventario de los procesos mentales y de comportamiento, los más evidentes y los menos. Centra tu atención en ti mismo y lo que percibes a nivel interno, ritmos de respiración, tensión muscular, etc.
  6. Realza tu experiencia ampliando cualquier factor asociado con este estado (Colores, movimientos, iluminación, etc.), Incluir también las sensaciones (sonido, sentimientos, movimientos, olores, gustos, etc.)
  7. Da un paso atrás y abandona el estado elegido. Prueba tu Círculo de Excelencia volviendo a entrar en el círculo y viendo cuanto tardas en volver al estado anterior.
  8. Repite los pasos del 1 al 7 hasta que consigas alcanzar rápidamente y con facilidad el estado de excelencia.
  9. Identificar en qué situaciones te gustaría entrar en este estado. Imagina que puedes llevar tu Círculo de Excelencia a las situciones y circunstancias que necesites y poner a prueba cómo cambia la calidad de tu experiencia de reto.

Te animo a probarlo, si eres regular en la práctica del círculo de excelencia, puedes tener una forma fácil de entrenar cómo mejorar tu desempeño para aquellas situaciones que son importantes para ti.

Espero que esta explicación te sea de utilidad. Un saludo.

Anuncios
No comments yet

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: