Skip to content

Ya no quiero ser jefe (así) ¿puedes ayudarme?

27 septiembre 2010

Con el principio del curso escolar se activan los temas profesionales. Una vez los niños están con el cole activado, los padres nos llaman para comentar sus inquietudes. “Ya no quiero ser jefe” me comentaba un directivo. Antes- reflexionaba- tenía un trabajo en el que hacía cosas. Pensaba como crear algo, hacia un prototipo y podía construirlo. Tenía un oficio, ahora soy El Jefe y me encuentro un poco perdido, ya no creo nada.

Como jefe ahora me reuno con todos, y se supone que debo:

– saber llevar una reunión

– saber qué hacer en cada momento

– saber como decir las cosas a cada uno para que no se sientan mal y se sientan motivados

– ser eficaz e innovador

– ser eficiente pero no aburrido

– transmitir confinaza

– tener visión estratégica, pero llevando atención al corto y medio plazo

– saber convencer pero sin imponer

– saber moverme por la organización y ser político

– tejer redes de relaciones sociales, tener contactos

– actualizarme en mis competencias profesionales

– hacer deporte

– cuidar a mi equipo

– ser un professional dedicado pero no un esclavo del trabajo

– conciliar….

– ser el ejemplo a seguir

“estoy hasta aquí” decía estirándose un pelo de lo alto de la cabeza. Estoy al límite!!!

Algunas personas, motivadas por su exigencia profesional y el compromiso con el proyecto empresarial, van progresivamente asumiendo mayores áreas de desarrollo y responsabilidad y llega un momento en que se encuentran cerca del colapso.

¿Puede el coaching ayudar? El coaching lo que pretende es sencillamente generar mayores alternativas ante una situación problema para que la persona pueda emprender caminos distintos y mejores a todos los niveles. Cuando llega una dificultad como esta sí existen algunas pautas que se pueden seguir, aunque probablemente no será un camino cómodo todo el trayecto.

Muchos de estos jefes (o profesionales en general) que pretender llegar a todo e incluso lo consiguen durante un tiempo, han perdido o la referencia a unos valores íntimos que vertebren su línea de conducta personal.

Por desconexión, desconocimiento, u  otros motivos perdemos la referencia y entonces todo es importante y todo urgente. Ahí nos supera la tarea y el estrés y nos debilitamos. Perseguimos 15 objetivos simultáneos y llegamos al final del ejercicio con un rendimiento escaso debido a la dispersión y exhaustos por el esfuerzo hercúleo y estéril. Ya se sabe quién mucho abarca…

Entonces queremos ir al otro lado, y cómo el péndulo necesitamos un cambio radical porque ya estamos quemados. Y aparecen muchas transiciones profesionales o revelaciones vitales. Llegados a nuestros límites las cosas se hacen más claras.  ¿Pero por qué no, antes de llegar ahí hacer una pausa, detectar que está pasando y hacer un reset? Existen muchas alternativas: puedes contratar un coach, o revisar tu agenda, o pararte un momento y revisar cuales son tus valores y cómo están o no reflejados en tu vida, o abrir espacio para el deporte. Sea lo que sea, si detectas que alguna cosa no funciona, actúa. No le des muchas vueltas y actua.

Te dejo un video que ha colgado Pedro Salas en Facebook , seguro que te gusta; y es que muchas veces las cosas son muy sencillas.
http://www.youtube.com/v/oooJ42w-OD0?fs=1&hl=es_ES

Un saludo

Anuncios
7 comentarios leave one →
  1. Pedro permalink
    27 septiembre 2010 22:01

    Toni, tan brillante como me tienes acostumbrado desde que te llevo leyendo. Estoy de acuerdo contigo en darse un tiempo fuera de influencias para detectar lo importante antes de que se transforme en urgente. Eso al final es afilar el hacha para que al día siguiente corte más árboles con menos esfuerzo, y es tiempo bien dedicado y rentable. Lo comparto al 100%.

    Respecto al video tengo que dar al césar lo que es del cesar y decir que lo compartí desde el muro de Chechu Cortázar Villaverde, compañero mio de Vitoria y que lo he visto reflejado en bastantes muros más, por lo cual desde aquí felicitar fervientemente a aquel que lo elaboró en su momento. Mi más profuda admiración al trabajo bien hecho.

    Igualmente para tu Blog, Toni.

    Salu2

    P,-

    • 28 septiembre 2010 9:37

      Gracias por segurime y comentar Pedro. Tus comentarios me animan a seguir. Desde aquí nuestr reconocimiento también a Chechu Cortázar, un video estupendo.

  2. Carme Brit permalink
    28 septiembre 2010 9:38

    Felicidades Toni por tu post.

    Una parada en el camino, tiempo para reflexionar, ver el escenario desde otros puntos de vista, evaluar otras soluciones a los problemas,…., y todo lo que apuntas son elementos básicos para enfocar exitosamente no sólo la carrera profesional, sino también la personal.

    Al leer la frase:

    “Algunas personas, motivadas por su exigencia profesional y el compromiso con el proyecto empresarial, van progresivamente asumiendo mayores áreas de desarrollo y responsabilidad y llega un momento en que se encuentran cerca del colapso.”

    me ha hecho pensar en el famoso principio de Peter.

    “En una jerarquía, todo empleado tiende a ascender hasta su nivel de incompetencia” Laurence J. Peter.

    Creo que las organizaciones y también uno mismo deben saber dónde la promoción puede estar reñida con la eficacia y también el bienestar personal.

    Gracias por tus interesantes aportaciones. Contigo siempre aprendemos un poco más.

    Un abrazo,

    Carme Brit

  3. NOELIA permalink
    28 septiembre 2010 17:01

    Felicitats pel teu post, et tinc que confesà que quan llegeixo els teus posts és un del únics moments al dia que tinc per mí (per no dir l´únic), però ho faig amb la certesa de que la final sempre en trec algo, m´amplies el meu camp visual i fins i tot mental.
    Dir-te que estic totalamernt d´acord amb tú, però si em permets et voldria fer una reflexió:

    Felicitats pels tres anys que portes de “Travessia” de Valors i Persones, es nota la maduració de l´empresa i el millor de tot: TU.

    Necessitem gent com tú:

    Gràcies

    Noelia

  4. MARCELA permalink
    26 octubre 2010 19:34

    Qué interesante Toni, a mí me pasó precisamente lo que usted dice que no se debe hacer: quise abarcar tantas cosas porque sentía que un jefe debía cumplir con todo y se me dificultada decir que no, hasta el punto que colapse y le perdí amor a lo que hacía. Entonces no quise continuar, la decisión fue difícil de tomar pero llegué a sentir que no era un ser humano sino una máquina. Creo que aveces los seres humanos esperamos que los jefes sean perfectos y éso lo lleva a uno exigirse más, incluso hasta olvidándo el ser humano que uno es.
    Yo nisiquiera me enfermaba, porque mi organismo y mi mente sentían que debía estar siempre al pie del cañon.
    Felicitaciones por éste artículo.

    • 3 noviembre 2010 23:17

      Gracias Marcela. En ocasiones nuestra calidad humana nos lleva por compromiso más allá de los necesario y lo saludable. Un saludo

Trackbacks

  1. Tweets that mention Ya no quiero ser jefe (así) ¿puedes ayudarme? « Toni Pinies -- Topsy.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: